REIKI

Reiki es una terapia energética. Su propósito es, liberar energía bloqueada en el cuerpo debido a experiencias físicas o emocionale que provocan  desequilibrio e inestabilidad en nuestro sistema energético. Al liberar estos bloqueos energéticos  conseguimos un equilibrio físico, mental, emocional y espiritual.

A través de la imposición de manos en los principales centros energéticos del ser humano, el terapeuta canaliza energía facilitando el proceso de auto-sanación de las personas y consiguiendo resultados muy positivos con problemas de:


  * estrés/ansiedad
 
  * insomnio
 
  * depresión
 
  * duelos
 
  * fobias
 
  * dolor crónico
 
  * Mitigación de efectos     
    secundarios por tratamientos
    oncológicos/psicológicos.